Páginas vistas en total

lunes, 22 de noviembre de 2010

39ª etapa Castalla-Elda

 10 noviembre de 2010

- Distancia: 24,13 km.

- Tiempo total con paradas: 8h 30 m

- Ascenso acumulado: 535 m.

- Descenso acumulado: 799 m.

- Altura máxima.: 1.023 m.

- Altura mínima: 354 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 5,5


Muy agradable y recomendable el hotel Don José de Castallahttp://www.hoteldonjosecastalla.com/, mucha simpatía en recepción y al término del desayuno nos preparamos para realizar una nueva etapa de este largo camino que nos llevará en un futuro hasta Tarifa.
 Son las 8:30 cuando partimos, nos desviamos de la carretera que atraviesa Castalla para entrar en el barro viejo de Castalla en la falda del altozano desde donde el castillo domina toda la Hoya de Castalla . Tomamos la calle Cascorro y Bajada de la Sangre para alcanzar la ermita de la Sang, descendemos por el carril de la Sang para salir al ayuntamiento y a la plaza Mayor y continuar por la calle de Alicante ¡Ojo! A los que van en dirección contraria, el cartel que indica Alcoy se encuentra mal colocado, indica una calle perpendicular pero hay que seguir de frente. Al final de la calle hay una bifurcación que tomamos a la derecha, a la izquierda se va a Xorret del Catí, seguimos de frente para descender un poco y vadear la rambla de Ventisclar ascendemos para pasar la casa de Litero y seguir ascendiendo por la sierra de Castalla, pasamos unos curiosos y fotogenicos hornos de yeso
 y si volvemos la vista atrás aun podemos ver la bonita silueta del Mont Cabrer.
Dejamos la casa del Ángel a la derecha y seguimos entre pinos en suave ascenso hasta el collado de Roque donde cambia el paisaje, existe un plano superior donde se cultivan plantaciones de almendros, pensando claro está en que se comercializarían para la elaboración de los famosos turrones de almendra que se fabrican en la provincia de Alicante, torpe de mi, enseguida me informaron que la almendra que se cultiva en Alicante es más cara que otra que traen de Asia para los turrones, la que se cultiva aquí es para otro mercado, el de embolsados de frutos secos. Llegamos a un cruce de senderos, el gr 7 sigue de frente aunque hay una flecha direccional que indica Elda a la derecha y el Pr V-141 que cruza perpendicular para subir a la sierra de Castalla, esta nos acompaña durante un trecho a nuestra izquierda. Donde el plano termina llegamos a una nueva colladeta con magnificas vistas, a la derecha la sierra del Pinar de la Umbría y más al fondo la sierra de la Argueña.
 Comenzamos el descenso, mil montes se elevan uno a uno desde el plano como hormigueros en un prado, seguimos descendiendo, pasamos bajo un tendido eléctrico y enseguida estamos en las casas de Villaplana donde comienza a llover, nos colocamos los trajes de agua, cubrimos las mochilas y en cinco minutos de nuevo el sol, llegamos hasta el barranco de Peret, seguimos por él unos metros hasta llegar a una pista asfaltada junto a unas casas, la tomamos a la izquierda siguiendo el barranco de Escurina que cruzamos poco después por un puente para llegar a las casas de Caprala,
 hacemos un brusco giro a la izquierda para salir del asfalto y pasar por medio de las edificaciones, un cartel nos indica “Peligro, niños” al parecer los niños de Caprala deben ser peligrosos, salimos a pista de tierra, cruzamos un barranco y poco tiempo después entramos en la rambla de la Arconal que seguimos durante un trecho hasta que volvemos a salir de nuevo a terreno asfaltado para llegar al Arenal de l’Almorxó
 un paraje natural protegido donde existen unas dunas de arena formadas durante miles de año por la erosión de las montañas cercanas, la arena caía en la rambla que era arrastrada por el agua hasta este lugar, el viento se encargó de dar forma a las dunas. Dejamos un moderno acueducto a la izquierda hasta llega a las inmediaciones de la autovía de Madrid-Alicante
 que salvamos por un túnel inferior para encontrarnos a continuación la carretera que da acceso a la ciudad desde la autovía y que no pasamos bajo ella, un camino de frente sube hasta la carretera para entrar por ella en la capital del calzado, Elda. Siguiendo la carretera se deja a la derecha las ruinas romanas de Monastil y al cruzar sobre la vía de ferrocarril, inmediatamente girar a la izquierda descendiendo hasta volver a cruzar el ferrocarril esta vez por debajo hasta llegar a la rivera del rio Vinalopó, con su cauce seco, seguir por ella por un parque y cruzar al otro lado por alguna de las pasarelas o puentes para entrar en el centro de la ciudad.

Nos alojamos en el hostal residencia Eldahttp://www.hotelresidenciaelda.es/, bastante céntrico, económico y sin muchas pretensiones se ajusta a nuestras necesidades. Un ligero descanso y el aseo después de la batalla y a dar una vuelta y recorrer las modernas calles comerciales, su plaza Mayor y tomar unas cervezas en algunas de sus interesantes cervecerías, para cenar nos apetecía pizza así que a la pizzería.

Alojamiento: Hotel residencia Elda rel. Cal/precio 7

Cena: Telepizza rel. Cal/precio 6

Desayuno: Churreria c/Antonio Maura rel. Cal/precio 6