Páginas vistas en total

domingo, 6 de marzo de 2011

54ª etapa Quesada-Jódar

2 de febrero de 2011

Quesada-Jódar


- Distancia:                                        34,59 km.
- Tiempo total con paradas:          8 h. 30 m.
- Ascenso acumulado:                     623 m.
- Descenso acumulado:                  608  m.
- Altura máxima.:                               690  m.
- Altura mínima:                                 397  m.
-Señalización:                                    Muy escasa
-Valoración                                         5,5

Se me hace raro no llevar a Pepe al lado, con la cantidad de kilómetros que hemos compartido y siempre hemos finalizado el planning que nos habíamos propuesto, pero van pasando los años y el cuerpo empieza a pasar factura, lo que hace falta es que recupere pronto y no tardará en volver por esta tierra para completar las etapas que hemos realizado sin él.
                Llevo saboreando el aceite de esta tierra todas las mañanas sobre una buena tostada, hoy hemos decidido cambiar y nos hemos ido a la churrería “El Parral” recomendada por Ana y Silvia, dueñas de La Casa del Sastre, lugar donde hemos pernoctado esta noche. Aquí los churros se venden al peso por lo que nos han puesto una buena ración que ha sido imposible terminar. Al finalizar el desayuno volvemos a la casa para recoger las mochilas y nos despedimos de Quesada. Descendemos por una de sus calles y tomamos un camino que cruza el río de Quesada, Tomamos el camino denominado Cara al sol de la Vega que sube por la margen izquierda del río, a partir de aquí nos acompañan grandes campos de olivos hasta donde la vista alcanza, el ladrido de los perros indican que están vigilantes ante cualquier usurpación de sus dominios. Cruzamos la carretera A 315, desde aquí vamos acompañados por la flecha amarilla de alguno de los múltiples caminos de Santiago.
 El barro se convierte en otro compañero de camino debido a al temporal de lluvia y nieve de días anteriores a pesar de que hoy tenemos un sol esplendido. En una intersección el camino de Santiago nos abandona, tomando el camino de la izquierda para cruzar el río y remontarlo por la margen derecha, cuando llegamos a Toya el que cruza el río es nuestro camino por lo que volvemos a reencontrarnos. Toya es un grupo de casas construidas a lo largo de una carretera, a la izquierda en el alto de un cerro se encuentra una torre, lo que queda del castillo de Toya.
 Llegamos a la ermita de san Marcos, abandonamos la carretera, bordeamos la ermita y seguimos por un carril que en poco tiempo nos lleva a Hornos, a la altura de un panel, el camino de Santiago sigue de frente nosotros giramos a la izquierda para entrar en el pueblo ascendiendo por sus calles hasta una pequeña plaza donde hacemos un alto para comer. Hornos es una pedanía perteneciente a Peal de Becerros, Buscamos la salida de Hornos en dirección sur en la parte alta del pueblo, en un cruce junto a un cortijo.
 Seguimos dirección sur, cruzamos un arroyo y dejamos un poco más adelante el cortijo de Pozo Amarguillo y unos metros adelante hacemos un giro brusco a la derecha ¡Ojo! no está marcado y si seguimos de frente podemos aparecer en Almería.



 Siguiendo el camino correcto desembocamos en la carretera A 322 a la altura del puente sobre el río Guadiana Menor. A partir de aquí seguimos la carretera, dejamos la sierra de las Cabras a la derecha y obviamos la carretera JV 3211 que sale a la izquierda, hacemos lo mismo un poco más adelante con la carretera que se dirige a Úbeda, nosotros giramos a la izquierda ¡Ojo nuevamente! tampoco se encuentra marcado.


 Poco a poco nos acercamos a la línea de ferrocarril entre Linares y Almería, al llegar al apeadero de Quesada (no imagino antiguamente viajeros de Quesada subirse y bajarse aquí a 20 km del pueblo) descansamos y comemos sentados en el viejo andén mientras vemos jornaleros antes andaluces, ahora sobre todo subsaharianos, terminando su jornada en la recogida de la aceituna. Seguimos la carretera, cruzamos la vía de ferrocarril por un puente superior, dejamos cortijos a ambos lados entre ellos el bonito cortijo del Álamo. Después de pasar el km 5 de la carretera hay que estar atentos pues un desvío a la izquierda nos saca de la carretera para tomar el camino de la Quebrada, pasamos bajo una gran tubería y ascendemos suavemente dejando una nave a la derecha en el alto, llaneamos, siempre entre olivos hasta un cruce de caminos, tomamos a la derecha siguiendo ahora el camino de Palomares, cruzamos la cañada Huelma y en poco tiempo entramos en Jódar,
ciudad de 19.000 habitantes situada a la entrada de sierra Magina y fin de este periplo, esta noche dormiremos aquí y mañana cogeremos el tren camino de casa, a la espera de juntar algunos días para volver a retomar nuestro camino, esperamos que sea pronto.


Alojamiento:       Hotel Ciudad de Jódar                                 rel. Cal/precio                  7
Cena:   Hotel Ciudad de Jódar                                                 rel. Cal/precio                  7
Desayuno:  Hotel Ciudad de Jódar                                        rel. Cal/precio                  6     

miércoles, 2 de marzo de 2011

53ª etapa Cazorla-Quesada

  1 de febrero de 2011

Cazorla-Quesada


- Distancia:                                        18 km.
- Tiempo total con paradas:          6 h..
- Ascenso acumulado:                     487 m.
- Descenso acumulado:                  697  m.
- Altura máxima.:                            1.201  m.
- Altura mínima:                                 604  m.
-Señalización:                                    Buena
-Valoración                                         7

Pepe ha decidido marcharse, no ha podido recuperar su pierna lesionada, volverá a Madrid a descansar, tiene todo el tiempo del mundo para venir y recorrer estas últimas etapas para ponerse al día y poder salir juntos en la próxima tirada del gr 7. Hemos desayunado los tres en un bar de la plaza de Cazorla y Pepe nos ha acompañado hasta la plaza de Sta. María,
 Andrés y yo hemos comenzado subiendo por la calle del Castillo hasta salir a un camino hormigonado que asciende fuertemente con algunos cortos zigzag, llevamos a la izquierda la Loma del Castillo pero no donde se encuentra el castillo de la Yedra sino una torre que le llaman el Castillo de las Cinco Esquinas.
 Poco a poco vamos dejando Cazorla atrás y comienzan a verse los grandes campos sembrados de olivos tan típicos en la provincia de Jaén y donde todavía se ven cuadrillas recogiendo las últimas aceitunas del año.
 Seguimos el camino de San Isicio, el suelo está helado, los charcos se encuentran congelados a pesar de que hace un sol esplendido.
 Llegamos a Monte Sión donde se encuentra la ermita del mismo nombre que bordeamos, tiene mejor vista por la zona de su entrada.
 Seguimos ascendiendo suavemente dejando las paredes de Cagaterros y Gilillo a la izquierda, y a lo lejos y de frente, entre las nubes comienzan a verse las nieves en sierra Magína , atrás vamos dejando las nieves de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas, y van apareciendo bosques de chaparros.
 Cada vez hay más nieve, vamos caminando por zonas de umbría y hay bastantes capas de hielo que ralentizan nuestra marcha, algunos lirios entre la nieve alegran el color del paisaje, así llegamos a un collado donde nos unimos a la carretera JV-7107, que baja del Chorro, en este punto salimos del parque natural, aprovechamos para hacer un alto y ver cómo cambia el paisaje en el otro valle, plagado de olivos.
 Ahora seguimos la carretera en descenso durante unos kilómetros, pasamos el cortijo Majuela reconvertido en alojamiento rural
 y abandonamos la carretera en las inmediaciones del cortijo Bocanegra donde tomamos un camino que asciende suavemente, seguimos pasando cortijos preparados para el turismo, como el cortijo del Marqués, hasta llegar a una zona de casas de fin de semana y pequeñas explotaciones agrícolas teniendo ya de frente la Sierra de Quesada con el pico de la Magdalena como su cota más elevada, la sierra protege Quesada por el suroeste.
 Siguiendo el camino que cada vez se ensancha más llegamos al río de Quesada que atravesamos por un puente para subir hasta el centro del pueblo por una calle bastante empinada, la calle bordea la antigua muralla donde se encuentra la zona antigua y la iglesia en la parte más elevada del pueblo, nosotros llegamos a un arco que daba paso a la zona antigua, con calles muy estrechas repletas de macetas y donde se encuentra “La Casa del Sastre”
que es nuestro alojamiento por esta noche, una casa rural con tres apartamentos, nosotros disponemos de uno el más alto al que se llega salvando grandes escalones y con una terraza con bonitas vistas de la localidad, y para no cambiar nuestra rutina, ducha y cervezas antes de cenar en el restaurante Capri, intentamos trasnochar un poco en un pub cercano a la plaza pero estábamos solos y el dueño también tenía ganas de marchar, pues a la cama que no nos viene mal.

Alojamiento: Casa rural “La Casa del Sastre                     rel. Cal/precio                  7
Cena: Restaurante Capri                                                            rel. Cal/precio                  7
Desayuno: Churrería el Parral                                                  rel. Cal/precio                  7