Páginas vistas en total

martes, 30 de noviembre de 2010

43ª etapa Cieza-Ascensión al Almorchón-Calasparra

14 noviembre de 2010



- Distancia: 37,91 km.

- Tiempo total con paradas: 11h 35 m desde el puente de los nueve ojos

- Ascenso acumulado: 1.259 m.

- Descenso acumulado: 1.096 m.

- Altura máxima.: 777m.

- Altura mínima: 167 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 8,5



Ayer, avanzamos parte de la etapa de hoy, estuvimos estudiando la subida al Almorchón que nos cae a mitad del recorrido, pero lo desechamos por falta de tiempo y por ser un pico bastante exigente a pesar de no ser muy elevado, el hijo de Miguel junto a dos amigos han editado una guía de rutas por los alrededores de Cieza que nos ha hecho desistir aunque nuestra primera idea era subir, así que partimos con la idea de pasar de largo.

Miguel nos ha situado con su coche en el cruce donde lo esperamos ayer junto al puente de Meco, nos despedimos, cargamos la mochila y al ataque. Cruzamos el puente de Meco por la carretera, al final del puente, tomamos una pista a la izquierda para subir por la margen izquierda del barranco de Meco, aunque enseguida lo dejamos, tomamos a la derecha abandonando el barranco y siguiendo la Vereda de Cajitán, dejamos a la derecha una casa con una ermita y más adelante una cueva vivac en buenas condiciones para pasar una noche,
poco después volvemos a la C-330 a la altura de la casa de la Magdalena,
continuamos unos metros por la carretera hasta pasar una curva a la izquierda, la vereda de Cajitán sigue al final de la curva, al poco dejamos la vereda para coger el camino de la Murta, lo seguimos con el Almorchón de frente,

imponente su cara sur, a la derecha el peñón de Antonio. Es domingo así que hay bastante gente recorriendo el gr 7 aunque todos en bike, a ambos lados del camino van apareciendo cárcavas, producidas por la erosión del agua y del viento, nos encontramos en la zona del Cárcabo, algunos pinos de repoblación a ambos lados del camino, bordeamos el Cárcabo haciendo una gran curva a la derecha y dirigiéndonos al cabezo del Mesonero con una casa en su base,
 Pepe camina en silencio delante de mi disfrutando de las vistas de la etapa, muy diferentes a días atrás ¿Y si subimos? No sé porqué se le ocurrió decirlo, ya no nos importó ni la exigencia del pico ni el tiempo que teníamos por delante para llegar a Calasparra. Salvamos el Cárcabo y comenzamos a subir por la cara sur hasta llegar a la confluencia del gr 7 con la pista que rodea el pico, abandonamos nuestro camino para tomar a la derecha para rodear el Almorchón y llegar a la cara norte, cruzamos el paso que lo separa del peñón de Antonio y llegar a la fuente del Obispo, punto de partida para el ascenso, dos chicas acaban de bajar y comen disfrutando de su ascensión en una de las mesas de recreo, Pepe también come algo antes de enfilar la subida, intentamos acordarnos de los detalles que vimos en el libro de rutas de la comarca de Cieza desviándonos a la izquierda buscando una canal bastante vertical para hacer con mochilas de travesía pero no nos importó, mi gran preocupación no era la mochila sino mi rodilla que acababa de salir de una lesión, poco a poco vamos salvando algunos pasos donde la vegetación es la barrera hasta alcanzar el collado que separa las dos cimas que se pueden hacer a pie, hay una tercera cima más occidental que solo es posible hacerla en escalada, en la cima hay un grupo de chavales con dos perros siberianos disfrutando de las vistas.



Hacemos la cima oriental, el peñón de Antonio parece algo más pequeño de lo que es, el Cárcabo y su embalse y al fondo Cieza, volvemos a descender al collado para hacer la cima central por una ancha cornisa, la sierra de la Palera, el embalse de Alfonso XIII y la sierra del Molino es lo que destaca desde esta cima. Ahora toca descender, sigo preocupado por mi rodilla, hay un paso un poco complicado aunque sin patio hasta el collado occidental, descendemos a él y seguimos cerca de la pared de la tercera cima, buscamos los mejores accesos para descender para que la rodilla sufra lo menos posible, así llegamos hasta una pista de repoblación, la seguimos descendiendo hasta volver a encontrar la pista principal, la rodilla se ha portado de maravilla así que ya no tengo que preocuparme de ella, esta ha sido mi prueba de fuego. Hacemos un descanso para comer, poco después baja el grupo de chavales, hacen comentarios sobre nuestras mochilas, no es de extrañar, no es normal utilizar mochilas de travesía para ascensos aunque no sean de mucho desnivel. Sobre las 15:15 salimos camino de Calasparra, enseguida reencontramos el gr 7 y seguimos un camino en suave ascenso, le llaman el camino de las piedras negras, enseguida vemos el porqué, caminamos entre pinares que nos protegen del calor de la hora, hasta desembocar en la carretera del pantano que seguimos a la izquierda descendiendo hasta su presa, llevamos la sierra de la Palera a la derecha, con el vértice geodésico del pico Palera como punto más elevado.
 Llegamos hasta la presa del embalse de Alfonso XIII
pasando antes por un pequeño túnel para salir por otro ya en ascenso penetrando en la sierra del Molino totalmente calcinada por los incendios producidos en este lugar durante el verano.
 Dejamos la carretera en una curva a la izquierda, nosotros seguimos de frente por un camino paralelo a un antiguo acueducto y entre cadáveres de pinos, un paisaje tétrico el que ha dado lugar el incendio cuando anteriormente imaginamos sería de gran belleza. Llegamos al alto, seguimos la base de la sierra del Molino, vuelve a verse el color verde que nos indica los límites del incendio. Comienza a anochecer pero ya tenemos Calasparra a la vista.
Cruzamos el río junto a una gran depuradora para ascender por las calles de Calasparra hasta llegar a una de sus plazas donde damos por finalizado este tramo por tierras murcianas, esperamos volver en enero para continuar.
Llamamos a Miguel que enseguida nos recoge para volver a “La Linda Tapada”, http://www.lalindatapada.com/ el resto de invitados ya se ha ido, así que hoy cenamos solos, mañana tomaremos el tren para volver a casa.

Alojamiento: La Linda Tapada rel. Cal/precio 9

Cena: La Linda Tapada rel. Cal/precio 9

Desayuno: La Linda Tapada rel. Cal/precio 7

domingo, 28 de noviembre de 2010

42ª etapa Venta Román-Cieza

13 noviembre de 2010




- Distancia: 25,46 km.

- Tiempo total con paradas: 7h 05 m hasta el puente de los nueve ojos

- Ascenso acumulado: 208 m.

- Descenso acumulado: 373 m.

- Altura máxima.: 466 m.

- Altura mínima: 176 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 4


Menos mal que Miguel nos mueve a nuestros comienzos de ruta y desde los finales de las mismas porque sería un problema para nosotros poder realizar las etapas desde la casa.

Hemos desayunado solos, lógico, el resto de la gente pasa el fin de semana para relajarse, no para levantarse a las siete de la mañana, nuestro motivo es diferente y antes de las nueve ya estábamos de nuevo en Venta Román para comenzar esta nueva etapa.

Cruzamos la nacional a la altura de la venta para seguir de frente por la carretera del Aljunzarejo, la marca se encuentra en una señal de tráfico que se encuentra caída por lo que no es visible desde el cruce, a ambos lados frutales y mas frutales, este plano lo llenan gran cantidad de explotaciones agrícolas, es conocido el melocotón de Cieza. Al llegar a la finca del Hornillo nos desviamos a la izquierda para seguir un camino de tierra que asciende ligeramente siguiendo la rambla del Aljunzarejo hasta llegar a una balsa de riego, bordeamos el Cerro Blanco para tomar el camino de la Hoya de la Muela,
 si volvemos la vista, el Carche nos guarda las espaldas, pasamos la casa de la hoya de la Muela y enseguida abandonamos el término municipal de Jumilla para entrar en el de Cieza con cartel indicador. Seguimos un camino entre pinos que faldea la sierra de Benís por el oeste llevando el barranco de la Ramblilla a la derecha,
de frente los molinos que conforman el parque eólico de Ascoy.
 Al llegar a un despoblado la casa de Benís semiderruida,
el camino hace una gran curva a la derecha para faldear ahora por la norte de la sierra de Ascoy, dejamos una gran balsa de agua a la derecha, es impresionante la cantidad de agua que se necesita para llenar estas balsas en contraste con la sequedad del terreno casi desértico con algunos pinos de repoblación.
 Algunos cormoranes revolotean disfrutando en los alrededores de la gran balsa. Pasamos otra balsa más pequeña que la anterior y una nueva zona de frutales
y más adelante la carretera de Ascoy nos entra por la derecha pero enseguida se vuelve a desviar por el mismo lado y entrar por pista asfaltada en el polígono industrial de Ascoy y seguir por la N-301 con mucho tráfico, bastante peligrosa al no existir acerado ni arcén para caminar por ella, aún así la seguimos un par de kilómetros hasta llegar a la A-30 donde paramos en el bar “El Paso”, el dueño nos dejar comer allí junto a un par de cervezas. Descendemos un poco por la MU-511 para pasar más adelante bajo la autovía y la línea de ferrocarril para entrar en Cieza.
 Ya sin señalización circunvalamos la ciudad hasta terminar en el río Segura a la altura del Puente de los Nueve Ojos donde teníamos previsto finalizar la etapa, pero hemos terminado pronto así que decidimos avanzar un poco en la etapa de mañana, seguimos bordeando la ciudad hasta llegar al puente del Alambre
 que cruza el río Segura para tomar un camino que parte a 50 m. a la izquierda que circula entre huertos y subiendo una cuesta por un camino cementado, hasta la base de la Atalaya desde donde parte un sendero que asciende en zigzag entre pinos para salvar un desnivel aproximado de 200 m. hasta alcanzar el mirador situado en una collada entre la Atalaya y el cerro donde se encuentra situado el castillo.
 En la collada hay un mirador y la ermita de la Virgen del Buen Suceso que es la patrona de Cieza, hacemos un alto para disfrutar de las vistas de la ciudad. Descendemos suavemente siguiendo la vieja carretera de la Atalaya aunque la abandonamos para seguir un sendero a la izquierda que faldea la sierra por la cara norte, este sendero desemboca en la carretera nueva de la ermita, la seguimos a la derecha durante unos metros para llegar a la C-330 que se dirige a Mula y desde donde llamamos a Miguel que en poco tiempo se presenta a recogernos y llevarnos a “La Linda Tapada”.

La valoración de la etapa la hacemos hasta el puente de los Nueve Ojos y la hace negativa la entrada en Cieza por una carretera bastante peligrosa y aunque el recorrido tiene un valor paisajístico interesante, las amplias pistas de tierra y el asfalto hacen que el recorrido descienda en valoración.

Alojamiento: La Linda Tapada rel. Cal/precio 9

Cena: La Linda Tapada rel. Cal/precio 7

Desayuno: La Linda Tapada rel. Cal/precio 7

viernes, 26 de noviembre de 2010

41ª etapa Pinoso-Venta Román

12 noviembre de 2010


- Distancia: 27,95 km.

- Tiempo total con paradas: 8h 35 m

- Ascenso acumulado: 276 m.

- Descenso acumulado: 509 m.

- Altura máxima.: 650 m.

- Altura mínima: 337 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 3



Hemos desayunado un café y una ensaimada en la cafetería Al Pas, el dueño se dedica a hacer turrones y dulces para Navidad, así que cuando acaba la jornada en el bar se marcha para Alicante a preparar los turrones, vuelve de madrugada y a primera hora de la mañana de vuelta al bar y así hasta que pasen las fiestas, este hombre hace mas kilómetros que nosotros.


Para salir de Pinoso seguimos el badén por donde entramos ayer, la entrada y la salida en línea recta paralelos a la carretera principal, el camino acaba uniéndose a ella a la altura de las flechas direccionales que indican nuestro camino y que sale de la carretera unos metros después. Tomamos un camino de piedra entre viviendas de fin de semana con gran cantidad de terreno parcelado con sus conexiones de luz y llegadas de agua, algunas construidas pero muchas de ellas vacías, imagino que se parcelaron en épocas de bonanza pero no se han podido construir por la gran crisis que sufre el país y sobre todo el sector de la construcción. Seguimos el camino de la Cuesta que le llaman así no sé por qué, si se asciende es muy suavemente porque a nosotros nos parece que vamos en terreno llano, y acompañados de algunas terrazas sembradas de almendros, en menos de una hora llegamos al límite provincial y autonómico,
dejamos tierras de Valencia para entrar en la comarca de Jumilla en la comunidad autónoma de Murcia, hacemos las fotos de rigor aunque la entrada no tiene nada de espectacular, no es un río, un valle o un collado como el paso entre otras comunidades, aquí es en mitad del campo dicho vulgarmente.
 El camino continúa por un amplio camino de tierra, así llegamos al alto de la cuesta para descender por una portilla en el cerro de la Caballusa, a la derecha el alto de los Pozos, al frente a lo lejos la sierra de la Pila con sus cimas más elevadas: en la cima de la derecha se encuentra la fortaleza en la de la izquierda una estación con un radar, más cercano Torre del Rico, primera localidad murciana con una torre que da lugar a su nombre y un emblema heráldico donde se lee: Antonius Rico me fecit 1573. Entramos en el bar social del pueblo, gran ambiente de gente desayunando, más ambiente de lo normal en un pueblo tan pequeño.
 Tomamos un café y descansamos, al salir de Torre del Rico debemos ir bien provistos de agua y si hace calor de crema solar y gorra y si hace mucho calor es mejor no salir porque los siguientes kilómetros han sido duros a pesar de ser noviembre y con solo 24 o 25 grados, casi nada de sombra y nada de agua por el camino. Nos acompañan las viñas que dan caldo a los vinos de esta comarca, vamos dejando a la izquierda los montes del parque regional de la sierra de Pila, a la derecha el Carche y nosotros por el descampado, sin ningún interés paisajístico, no es por criticar pero creo que hubiera sido más bonito ir por alguna de las sierras que por el valle.
 Llegamos a la carretera MU 16, la seguimos a la derecha durante 600 m. y la abandonamos tomando un camino a la izquierda, enseguida llegamos a la casa del Hambre, nueva parada para echar un vistazo y descansar sobre un pozo cerrado que en algún momento pertenecería a los dueños de la casa.
 Seguimos caminando por el valle, el sol golpea fuerte, de pronto como si un terremoto hubiera abierto la tierra, en línea recta encontramos la rambla de la Raja, seguimos paralelo a ella unos metros pero desaparece por la izquierda, ahora seguimos la pista en una larga recta,

siempre sin sombra hasta llegar a un cruce con una pista asfaltada y un cartel que indica “Puerta de Jaime Román”, siempre con viñedos a ambos lados, algunos agricultores preparan las cepas después de la vendimia, poco a poco nos acercamos a la sierra de los Ruices, con un paso hacia la otra vertiente, La Puerta,
donde hay algunos pinos, apretamos el paso para buscar alguna sombra y de paso comer alguna cosa, lo hacemos en el cauce seco del barranco de la Puerta, sentados en una piedra y disfrutando de la sombra de los pinos. Al terminar el descanso ascendemos un poco para descender por el camino de la Raja hasta alcanzar la Cañada de Albacete que tomamos a la derecha, dejamos la casa del Alto a la derecha y entramos en un plano de parcelas de frutales y uva de mesa, abandonamos la cañada a los 300 m. giramos a la izquierda para buscar el paso bajo la futura autovía de Jumilla, lo hacemos para encontrarnos enseguida en la Venta Román, restaurante, gasolinera y fin de ruta para nosotros.
 Hemos quedado con Miguel propietario de la casa rural “La Linda Tapada”, él vendrá a recogernos para llevarnos al alojamiento en Cieza. En la casa se encuentra Piedad, su mujer y cocinera, la casa es una antigua casona del siglo XIX situada a las afueras de Cieza en una zona de frutales, la casa es compartida y donde pasaremos las tres próximas noches, Miguel nos llevará y nos recogerá al principio y fin de cada etapa.

Una buena ducha y un poco de relax para bajar poco después a la hora de la cena, en la casa hay una pareja joven que viene de Barcelona aunque ella es portuguesa, de Lisboa, y una pareja: Marifé y Joaquín con dos niñas pequeñas y su perro que vienen de Elche. En la cena un poco retraídos por la falta de confianza pero disfrutando de la comida de Piedad, especialmente del cerdo con ciruelas, muy apetitoso por cierto. Un rato de charla en el salón con la joven pareja y a dormir, mañana será otro día.

Alojamiento: La Linda Tapada rel. Cal/precio 9

Cena: La Linda Tapada           rel. Cal/precio 9

Desayuno: La Linda Tapada    rel. Cal/precio 8

jueves, 25 de noviembre de 2010

40ª etapa Elda-Pinoso

11 noviembre de 2010


- Distancia: 29,71 km.

- Tiempo total con paradas: 9h 15 m

- Ascenso acumulado: 619 m.

- Descenso acumulado: 402 m.

- Altura máxima.: 695 m.

- Altura mínima: 352 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 4



Es bastante problemático atravesar Elda al estar sin señalizar y ser una gran población, de todas formas teníamos el dato de la ciudad deportiva del Centro excursionista Eldense como punto de partida de la siguiente etapa, solo teníamos que dirigir nuestro track desde el hostal residencia Elda hasta el centro excursionista y continuar desde este punto. Lo hacemos paralelo a la carretera que se dirige a Monóvar la CV-835, al llegar a la siguiente rotonda giramos a la derecha para cruzar la carretera por un paso inferior y seguir de frente por la calle Benelux y salir de la ciudad a la altura del cementerio Virgen de los Dolores que dejamos a la derecha
 y siguiendo por asfalto hasta la ermita
 del mismo nombre con un bonito mas junto a ella donde hacemos una pequeña parada para hacer algunas llamadas telefónicas,
seguimos con los mismos problemas de cobertura en la comunidad murciana. Continuamos ya por caminos de tierra buscando un paso inferior bajo la futura vía del AVE hacia Alicante,
 cruzada la vía por un paso inferior y siempre por terrenos yermos con algunos bancales de almendros encontramos un refugio vivac en relativo buen estado. Al volver la vista atrás vemos la Silla del Cid que domina Elda, continuamos pasando un par de zonas de recreo donde no vendría nadie a recrearse y llegamos de nuevo a la carretera a Monóvar a la atura del caserío de Chinorla.
 Tomamos ahora el camino de Zafra, de nuevo por asfalto, ascendemos suavemente entre casas de fin de semana hasta rebasar el collado Victoriano, abandonamos el asfalto para seguir de frente por camino de tierra que desemboca en la cañada real de Velaite que seguimos a la izquierda, nos acompañan marcas de la cruz de Lorena identificativas de los Caminos de la Cruz. Entre olivos y almendros llegamos a la CV-834 que cruzamos para seguir ahora entre viñedos hacia las Casas del Señor entrando en sus calles bajo un antiguo acueducto bien conservado.
 No hay bar abierto pero si un restaurante “Casa Asunción” donde un camarero (o el dueño) amablemente nos vende unas latas de cerveza para tomarlas fuera, el restaurante no tiene barra, así que aprovechamos un pequeño parque para comer y descansar un poco.
 Salimos de Casas del Señor en suave ascenso acompañados de algunos pinos, poco a poco acercándonos al collado Encebras, descendemos un poco para desviarnos a la izquierda y entrar por las calles de la aldea de Las Encebras y salir por una pista asfaltada de nuevo entre viñas, seguimos el camino de Arriba de Pinoso, dejamos a la izquierda las casas de la Sierra y en un punto determinado hacemos un giro brusco a la derecha y 400 metros adelante a la izquierda para entrar en Pinoso paralelo a la carretera, por el Badén de Rico Lucas donde se encuentra el hostal La Cañada donde pernoctamos esta noche.


Cuando terminamos de asearnos, buscamos un restaurante para cenar, hay varios en Pinoso pero solo abren a mediodía, así que tomamos un plato combinado en una buena cervecería, al terminar Pepe se marcha a la cama, yo paro en un pub situado frente al hostal para relajarme y tomar una copa, aunque tampoco puedo permitirme estar durante mucho tiempo.

Alojamiento: Hostal la Cañada rel. Cal/precio 6

Cena: Cerveceria Constitución rel. Cal/precio 6

Desayuno: Cafeteria Al Pas rel.     Cal/precio 5

lunes, 22 de noviembre de 2010

39ª etapa Castalla-Elda

 10 noviembre de 2010

- Distancia: 24,13 km.

- Tiempo total con paradas: 8h 30 m

- Ascenso acumulado: 535 m.

- Descenso acumulado: 799 m.

- Altura máxima.: 1.023 m.

- Altura mínima: 354 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 5,5


Muy agradable y recomendable el hotel Don José de Castallahttp://www.hoteldonjosecastalla.com/, mucha simpatía en recepción y al término del desayuno nos preparamos para realizar una nueva etapa de este largo camino que nos llevará en un futuro hasta Tarifa.
 Son las 8:30 cuando partimos, nos desviamos de la carretera que atraviesa Castalla para entrar en el barro viejo de Castalla en la falda del altozano desde donde el castillo domina toda la Hoya de Castalla . Tomamos la calle Cascorro y Bajada de la Sangre para alcanzar la ermita de la Sang, descendemos por el carril de la Sang para salir al ayuntamiento y a la plaza Mayor y continuar por la calle de Alicante ¡Ojo! A los que van en dirección contraria, el cartel que indica Alcoy se encuentra mal colocado, indica una calle perpendicular pero hay que seguir de frente. Al final de la calle hay una bifurcación que tomamos a la derecha, a la izquierda se va a Xorret del Catí, seguimos de frente para descender un poco y vadear la rambla de Ventisclar ascendemos para pasar la casa de Litero y seguir ascendiendo por la sierra de Castalla, pasamos unos curiosos y fotogenicos hornos de yeso
 y si volvemos la vista atrás aun podemos ver la bonita silueta del Mont Cabrer.
Dejamos la casa del Ángel a la derecha y seguimos entre pinos en suave ascenso hasta el collado de Roque donde cambia el paisaje, existe un plano superior donde se cultivan plantaciones de almendros, pensando claro está en que se comercializarían para la elaboración de los famosos turrones de almendra que se fabrican en la provincia de Alicante, torpe de mi, enseguida me informaron que la almendra que se cultiva en Alicante es más cara que otra que traen de Asia para los turrones, la que se cultiva aquí es para otro mercado, el de embolsados de frutos secos. Llegamos a un cruce de senderos, el gr 7 sigue de frente aunque hay una flecha direccional que indica Elda a la derecha y el Pr V-141 que cruza perpendicular para subir a la sierra de Castalla, esta nos acompaña durante un trecho a nuestra izquierda. Donde el plano termina llegamos a una nueva colladeta con magnificas vistas, a la derecha la sierra del Pinar de la Umbría y más al fondo la sierra de la Argueña.
 Comenzamos el descenso, mil montes se elevan uno a uno desde el plano como hormigueros en un prado, seguimos descendiendo, pasamos bajo un tendido eléctrico y enseguida estamos en las casas de Villaplana donde comienza a llover, nos colocamos los trajes de agua, cubrimos las mochilas y en cinco minutos de nuevo el sol, llegamos hasta el barranco de Peret, seguimos por él unos metros hasta llegar a una pista asfaltada junto a unas casas, la tomamos a la izquierda siguiendo el barranco de Escurina que cruzamos poco después por un puente para llegar a las casas de Caprala,
 hacemos un brusco giro a la izquierda para salir del asfalto y pasar por medio de las edificaciones, un cartel nos indica “Peligro, niños” al parecer los niños de Caprala deben ser peligrosos, salimos a pista de tierra, cruzamos un barranco y poco tiempo después entramos en la rambla de la Arconal que seguimos durante un trecho hasta que volvemos a salir de nuevo a terreno asfaltado para llegar al Arenal de l’Almorxó
 un paraje natural protegido donde existen unas dunas de arena formadas durante miles de año por la erosión de las montañas cercanas, la arena caía en la rambla que era arrastrada por el agua hasta este lugar, el viento se encargó de dar forma a las dunas. Dejamos un moderno acueducto a la izquierda hasta llega a las inmediaciones de la autovía de Madrid-Alicante
 que salvamos por un túnel inferior para encontrarnos a continuación la carretera que da acceso a la ciudad desde la autovía y que no pasamos bajo ella, un camino de frente sube hasta la carretera para entrar por ella en la capital del calzado, Elda. Siguiendo la carretera se deja a la derecha las ruinas romanas de Monastil y al cruzar sobre la vía de ferrocarril, inmediatamente girar a la izquierda descendiendo hasta volver a cruzar el ferrocarril esta vez por debajo hasta llegar a la rivera del rio Vinalopó, con su cauce seco, seguir por ella por un parque y cruzar al otro lado por alguna de las pasarelas o puentes para entrar en el centro de la ciudad.

Nos alojamos en el hostal residencia Eldahttp://www.hotelresidenciaelda.es/, bastante céntrico, económico y sin muchas pretensiones se ajusta a nuestras necesidades. Un ligero descanso y el aseo después de la batalla y a dar una vuelta y recorrer las modernas calles comerciales, su plaza Mayor y tomar unas cervezas en algunas de sus interesantes cervecerías, para cenar nos apetecía pizza así que a la pizzería.

Alojamiento: Hotel residencia Elda rel. Cal/precio 7

Cena: Telepizza rel. Cal/precio 6

Desayuno: Churreria c/Antonio Maura rel. Cal/precio 6

jueves, 18 de noviembre de 2010

38ª etapa Alcoy-Castalla

 9 noviembre de 2010





- Distancia: 28,66 km.

- Tiempo total con paradas: 9 h 41 m

- Ascenso acumulado: 1.261 m.

- Descenso acumulado: 1.288 m.

- Altura máxima.: 1.234 m.

- Altura mínima: 646 m.

-Señalización: Aceptable

-Valoración 7



Estamos de nuevo en Alcoy para continuar el gr 7 en su parte final por la comunidad valenciana, llegamos anoche a la estación donde nos esperaba el amigo Juan Francisco Mariño y un par de compañeros: Leandro y Joselu, ambos estuvieron en Perú junto a Pepe y Mariño, realizando actividades de formación entre la población de la montaña peruana. Hemos tomado unas cervezas y unas tapas, comentando nuestros viajes junto a unas risas, poco después nos hemos ido a dormir, hemos reservado en el hotel Savoy http://www.hostalsavoy.com/donde nos quedamos en la anterior andadura hasta llegar aquí. Por la mañana, Mariño nos ha ido a buscar con el coche, hemos desayunado “Coquetes fregides” en el bar del mercado, unas tortas con la masa similar a la de los churros, se toman con azúcar o miel o también solas. Al terminar de desayunar, Mariño nos ha subido hasta la entrada del barranco del Cint donde retomamos el gr. Foto de despedida con Mariño y comenzamos a caminar. Lo hacemos ascendiendo por la carretera CV-796 que se dirige al Preventorio, con buenas vistas de Alcoy, pasamos la residencia Mariola y el Preventorio después de un pequeño túnel, por si se nos olvidó llenar la cantimplora pasamos cerca de un par de fuentes. Abandonamos la carretera por un sendero que parte a la izquierda, a la altura de un cartel que indica al albergue Baradello de Mola. El sendero asciende entre pinos hasta alcanzar el Alto del Castellar,
 descendemos al suroeste, de frente vemos la sierra del Manejador y en mitad de la ladera el santuario de la Font Roja, a la derecha las casas dispersas de la urbanización el Baradello. Llegamos de nuevo a la CV-796 y por ella hasta un cruce para tomar la CV-795 a la derecha aproximadamente un kilómetro siguiendo el cauce del río Barxell, hasta un desvío a la izquierda con un panel del PR V-133, tomamos el desvío, enseguida dejamos a la derecha la ermita de Barxell y un poco más adelante y a la izquierda sobre un altozano el Castell de Barxell , ahora descendemos siguiendo un pinar hasta el cauce del rio Polop, lo vadeamos y comenzamos el ascenso,
 comienza a llover y nos colocamos la ropa de agua, poco a poco vamos entrando en zona de carrascos, el Parque natural del carrascal de la Font Roja. Seguimos ascendiendo hasta la carretera CV-797
 que se dirige al santuario y que nosotros seguimos a la derecha hasta alcanzar el aparcamiento del santuario,
 nos desviamos del camino para hacer una corta visita, comer algo y realizar algunas fotos. Volvemos al aparcamiento, el camino parte a la izquierda del restaurante
siguiendo una amplia pista entre carrascos y durillo, ascendemos suavemente hasta el Pla de Galers dejando a la derecha el mirador de Pilatos,
 descendemos suavemente hasta el Mas de Tetuan donde destaca un gran tejo de más de 600 años. Nos refugiamos en la vieja ermita del Mas de Tetuán de la intensa tormenta que cae, cuando pierde intensidad continuamos,
 de frente el sendero asciende a una corta pero vistosa cumbre, ya se ven los pueblos de Onil a la derecha y Castalla a la izquierda. Descendemos hasta la carretera CV-801 a la altura de la Venta de los Cuernos, denominada ahora La Venteta, la bordeamos para ascender al norte y bordear el Biscoy hasta llegar a la casa de Palomares donde hacemos un descanso, nos resguardamos de la lluvia y comemos un poco, continuamos hasta el barranco de Taguenga y la rambla de Arca, abandonamos la rambla por un camino a la derecha que desemboca en una pista asfaltada. Llegamos a la ermita de Santa Ana y Casa Tápena con una gran zona de recreo, descansamos un poco para seguir ya por asfalto y de frente, al fondo Onil, giramos a la izquierda por una nueva pista asfaltada que se dirige a Castalla, es el camino de Valencia, llegamos a una rotonda con mucho tráfico donde hay que tener cuidado, la rotonda se encuentra a la entrada de Castalla,
 lo hacemos por la carretera CV-815 aunque enseguida encontramos el hotel Don José, http://www.hoteldonjosecastalla.com/nuestro alojamiento por esta noche,
 una buena ducha y una vuelta por Castalla, Pepe ha perdido la gorra, en alguna de las tiendas de deporte compra una de sustitución, cervecita en el bar l’Espai, muy agradable al igual que el hotel donde también cenamos.


Alojamiento: Hotel Don José rel. Cal/precio 8

Cena: Hotel Don José rel. Cal/precio 7

Desayuno: Hotel Don José rel. Cal/precio 6